Qué es un PIAS y cómo puede complementar tu cartera de fondos

pias para completar cartera de fondos

Un PIAS simplemente significa Plan Individual de Ahorro Sistemático.

Los PIAS son seguros de ahorro, soluciones de inversión que, mediante un ahorro mensual, permite acumular un capital a lo largo del tiempo y rentabilizarlo mediante carteras de fondos de inversión ajustadas al riesgo que quiera el cliente.

¿Por qué se le denomina seguro de ahorro? Bueno, esto es porque el PIAS va unido a un seguro de vida para asegurarte tu capital y garantizarte un capital extra en caso de fallecimiento.

A día de hoy, mucha gente no conoce esta herramienta de inversión. Solo ha escuchado hablar acerca de acciones, fondos de inversión o de planes de pensiones para acumular un capital.

Sin embargo, los PIAS son una herramienta financiera magnífica para rentabilizar un ahorro mensual con el objetivo de complementar la pensión pública y, además, obtener ventajas fiscales sobre los beneficios.

Porque invirtiendo a través de un PIAS obtienes ventajas fiscales si decides retirarlo en forma de renta vitalicia en lugar de hacerlo de golpe:

Según la edad en la que tengas la renta tributarás entre un 2% y un 8% sobre los beneficios generados a lo largo de tu vida:

  • Menos de 40 años: 7,60%
  • Entre 40 y 49 años: 6,65%
  • Entre 50 y 59 años: 5,32%
  • Entre 60 y 65 años: 4,56%
  • Entre 66 y 69 años: 3,80%
  • Más de 70 años: 1,52%

Además, los PIAS tienen las siguientes características:

  • El PIAS, gracias a estar vinculado a un seguro de vida, es inembargable ante deudas.
  • Los PIAS se diferencian de los planes de pensiones porque son más líquidos que estos ya que los planes de pensiones solo los puedes retirar cuando te jubiles o por contingencias graves. En cambio, el PIAS lo puedes retirar cuando necesites el capital.
  •  En la declaración de la renta, los PIAS tributan en la base del ahorro y no en la del trabajo como lo hacen los planes de pensiones. Gracias a ello Por lo se aplican los tramos del 19% al 26% de impuestos sobre los beneficios obtenidos cuando retiras el capital de golpe y no los tramos 19% – 47% como se aplica a los planes de pensiones.
  •  Para poderte beneficiar de las ventajas fiscales debes mantener el PIAS durante un mínimo de 5 años, realizar aportaciones con un máximo de 8.000€ anuales y tus aportaciones acumuladas no podrán superar los 240.000€.

Existen numerosos tipos de PIAS en el mercado. Los hay que te garantizan tu inversión dándote una rentabilidad muy baja por tu ahorro, también tienes PIAS que, además de garantizarte parte de tu capital buscan una rentabilidad moderada para tus aportaciones, los hay que te dan un bonus por mantener el PIAS durante “x” años y luego están aquellos que lo principal que buscan es lograr rentabilidades muy interesantes mediante selección de fondos de inversión.

Para saber qué tipo de PIAS encaja mejor contigo, lo mejor es contactar  con un buen asesor financiero acreditado.

Test de salud financiera

¿Conoces el estado de tu salud financiera?

Con este test podrás averiguarlo en menos de 3 minutos y saber qué acciones tomar para mejorarlo.

¿Necesitas un PIAS?

Antes de invertir debes tener claro cuáles son tus objetivos. Sobre ellos ya podrás trazar después el plan concreto para conseguirlos.

Puedo decir sin temor a equivocarme que el mayor objetivo que todos tenemos es conseguir vivir con tranquilidad y disfrutar plenamente de la vida cuando nos jubilemos y dejemos de trabajar.

Ahora bien, debido a la actual insostenibilidad del sistema de pensiones el problema que se presenta es bastante grave. No sabemos cómo van a ser las futuras pensiones públicas y, por lo tanto, debemos pensar en cómo complementarlas.

Ahora las principales alternativas a los PIAS para proteger tu jubilación son los planes de pensiones, pero ya hemos visto sus desventajas como es la iliquidez o la tributación. Además, desde 2021 solo se permite desgravar hasta 2.000€ anuales en los planes de pensiones y no 8.000€ como era antes.

Por el contrario, los PIAS te ofrecen mayor libertad de movimiento. Primero por su liquidez (puedes recuperar el dinero cuando quieras), pero también por su manejo. Y es que existen PIAS que te permiten establecer tu propia cartera de fondos dentro del PIAS y ajustar tu nivel de riesgo y por tanto la rentabilidad deseada, mientras que los planes de pensiones suelen ser más rígidos.

Sin embargo, el mayor detalle diferenciador son las ventajas fiscales si lo recuperas en forma de renta vitalicia, algo que no te ofrecen los planes de pensiones. Retirar el capital en forma de renta te asegura un pago inferior de impuestos y además te garantiza el no dilapidar rápidamente todo el capital acumulado durante tantos años.

Pero, a lo mejor te preguntas si con la cartera de fondos de inversión que ya tienes es suficiente para proteger tu jubilación…

¿Cómo complementa un PIAS una cartera de fondos de inversión?

Si quieres ir a Sevilla no cogerás la carretera que te lleva a Galicia ¿verdad? Pues aquí ocurre exactamente lo mismo.

No puedes buscar una única solución o producto de inversión que te permita conseguir todos tus objetivos a la vez. Me explico:

Si quieres ahorrar para comprarte ese coche super caro que te encanta, pero también para pagar tu viaje de luna de miel, no podrás usar la misma hucha para los dos.

Lo ideal es tener una hucha destinada al ahorro para la compra de ese coche y otra para preparar el viaje de tu vida.

Entonces, cuando inviertes, ¿usarás tu cartera de fondos de inversión que está destinada a rentabilizar tu ahorro para pagar la entrada de una casa también como una herramienta para proteger tu jubilación? No parece lo óptimo.

Son objetivos diferentes. Para uno puedes arriesgar más para buscar más rentabilidad y para otro a lo mejor prefieres ser más conservador para conseguir una mayor seguridad de tu capital.

En estas situaciones establecer una correcta planificación financiera con la ayuda de un asesor financiero es clave. Te ayudará a elegir un camino para cada destino, es decir, una solución o herramienta para cada objetivo.

Sería un error buscar un producto todoterreno porque puede que volquemos por el camino.

¿Cómo te puede ayudar un PIAS si ya inviertes en fondos?

Ya hemos visto como un PIAS puede ayudarte a asegurarte una buena pensión privada para tu jubilación y así no depender de los vaivenes políticos del gobierno de turno.

¿Cuánto tienes que ahorrar al mes para vivir tu jubilación dorada?

Usa nuestro calculador para averiguarlo

Pero es que, además, un PIAS es una herramienta ideal de educación financiera:

Está demostrado que cuando el dinero se separa de nosotros, ya sea para gastarlo o cuando lo perdemos, nos produce miedo y dolor psicológico.

De esta manera, cuando aportas a tu PIAS, al ser un recibo que se extrae de tu cuenta bancaria sin que te des cuenta, solventas ese problema psicológico y obtienes el beneficio y alivio mental de que en realidad, no estás gastando o perdiendo tu dinero. Lo estás guardando en una hucha para recuperar una mayor cantidad dentro de 20, 30 o 40 años.

Por otro lado, puede que en ocasiones te cueste ahorrar una parte de los ingresos por los motivos que sean.

Un PIAS te ayuda también a que tomes consciencia del término “ pagarse a uno mismo”.

El 95% de las personas no ahorra porque lo deja para el final. Recibe su salario y lo empieza a gastar y después, si queda algo, eso es lo que ahorra. Lo normal es que en ese momento quede poco o nada. Estarás de acuerdo conmigo en que esta estrategia es insostenible para lograr acumular un capital y alcanzar la libertad financiera.

Los PIAS te ayudan también a solventar ese problema. Nada más ingresar tu nómina en la cuenta, el PIAS cogerá la cantidad que hayas determinado, te lo guardará y sacará rentabilidad a esas aportaciones mensuales para que, en unos años, te encuentres con un capital mucho mayor. Y todo ello antes de que hoy te lo gastes en un móvil de última generación, en camisetas, cervezas, zapatillas chulas o restaurantes.

¿No es una buena idea? ¡Cuando quieras empezamos a ponerla en práctica!



Enrique Villamayor

Enrique Villamayor

Mi objetivo es ayudar a las personas a tomar mejores decisiones respecto a sus finanzas para que puedan alcanzar sus objetivos seleccionando las soluciones más adecuadas para rentabilizar su ahorro y gestionar sus inversiones considerando siempre las circunstancias personales, financieras y fiscales de cada una de ellas.

Para mí es fundamental conocer en profundidad los deseos y necesidades particulares de cada una de las personas con las que trabajo, forma parte de mi filosofía escuchar atentamente y comunicar con claridad y transparencia. Aclarar conceptos y que tú como cliente puedas comprender mejor qué ocurre con tu dinero.

Y, de esta manera, dar respuesta a todas tus cuestiones en el ámbito económico y financiero.

Pedir reunión con Enrique

© 2018 – 2021 | INVERSIMPLY | DERECHOS RESERVADOS