Dónde invertir sin riesgo: cuatro alternativas

¿Se puede invertir sin riesgo? ¿Cuáles son las inversiones más seguras? Estas son dos de las preguntas que más me repiten y es normal.

Las personas odiamos perder mucho más de lo que nos gusta ganar. Es lo que se conoce como el sesgo de la aversión a la pérdida que, cuando se trata de dinero, se transforma en miedo a invertir, lo que lleva a buscar estas inversiones más conservadoras (demasiado, en ocasiones).

¿Existen las inversiones sin riesgo?

Podría engañarte diciendo que sí, pero lo cierto es que toda inversión conlleva algún tipo de riesgo, por mínimo que sea.

Ocurre incluso las inversiones más seguras como los depósitos. El banco puede quebrar y la promesa del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de cubrirte hasta 100.000 euros quedar en papel mojado (de hecho, en realidad no es más que eso, una promesa, porque el FGD en sí no tiene casi dinero).

Se trata de un caso extremo, pero sirve como ejemplo. Si las inversiones 100% seguras no existen, ¿qué puedes hacer como ahorrador e inversor? Buscar fórmulas para reducir ese riesgo y ajustarlo a tu perfil como inversor.

Esto último es más importante, porque más que inversiones seguras o sin riesgo, lo idóneo es encontrar inversiones adecuadas a tu perfil, tu horizonte temporal y tu aversión al riesgo. Así es como conseguirás dormir tranquilo todas las noches y alcanzar tus objetivos, que deberían ser tus prioridades para tu dinero.

Claves para reducir el riesgo a invertir

Ahora que ya sabes lo que tienes que hacer, ¿cómo puedes conseguirlo? Hay varias herramientas muy simples que te ayudarán a controlar el riesgo en tus inversiones sin tener que renunciar a demasiada rentabilidad.

Diversificar tus inversiones

¿Te suena el dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta? En eso consiste diversificar tus inversiones, ni más ni menos.

En teoría, diversificar pasa por invertir en varios activos. Por ejemplo, tener acciones de varias empresas y no apostar todo a una única acción. Sin embargo, hay una forma más sencilla de diversificar tu dinero: tener activos que ya estén diversificados en sí mismos como fondos de inversión o, todavía mejor, una cartera de fondos, que es en lo que invierte un buen PIAS (esa es una de las diferencias entre un buen PIAS y uno malo).

Invertir de forma periódica

Otra forma de mitigar los riesgos e invertir de forma más segura es invertir periódicamente de forma regular.

En lugar de invertir todos tus ahorros de golpe, invertirlos poco a poco reduce el riesgo de equivocarte en momento de empezar.  Para que lo entiendas mejor, imagina que inviertes todos tus ahorros y justo días después hay una caída del mercado. ¡La pérdida podría ser enorme! Invertir de forma periódica poco a poco limita este riesgo.

Además, esta forma de ahorrar seguro que es mucho más cercana a tu situación financiera: ahorras todos los meses, pero no tienes una enorme cantidad ahorrada.

Si necesitas orientación para ahorrar más o para organizar ese ahorro mensual, podemos ayudarte.

Invertir a largo plazo

Los mejores resultados para tu dinero se consiguen a largo plazo. Quien te prometa grandes ganancias en poco tiempo, o no está siendo sincero, o te hará correr más riesgo del que quieres.

Si hay un aliado del pequeño ahorrador, ese es el tiempo, que puede incluso diluir el riesgo de las inversiones. Gracias a él puedes invertir de forma segura y con rentabilidad. Solo piensa que ninguna persona que haya invertido en bolsa americana y haya mantenido su inversión durante 20 años ha perdido dinero. Es algo que no ha pasado en ningún momento de la historia.

El siguiente gráfico de la gestora Schroders ilustra el porcentaje de posibilidades de perder dinero en función del tiempo que estés invertido.

Relación entre el riesgo en la inversión y el horizonte temporal

Por eso, si te preguntas dónde invertir sin riesgo, piensa en invertir a largo plazo. En el siguiente test que no te llevará más de 3 minutos, puedes ver lo que conseguirías a largo plazo con un buen plan de ahorro.

Piensa en la liquidez: invierte lo que no necesitas

¿Podrás recuperar tu dinero cuando quieras? La liquidez mide la respuesta a esa pregunta. Los productos con los que puedes acceder a tu dinero o productos más líquidos tienden a ser inversiones más seguras.

Hay dos razones. La primera es que, si el mercado está cayendo, podrás recuperar el capital sin sufrir más pérdidas. Por ejemplo, si quieres vender tu fondo de inversión, lo harás al final del día. ¿Qué pasa si lo que cae es el precio de los pisos? Nunca podrás vender la vivienda de un día para otro sin una enorme rebaja en su precio.

La segunda razón es lo que se conoce como el coste de oportunidad. Es decir, las opciones que pierdes por tener tu dinero en ese producto y no en otro. A modo de ejemplo, imagina que inviertes en un bono a 10 años que renta un 2% y al cabo de un mes lanzan otro igual, solo que con una rentabilidad del 4%.

Encuentra el equilibrio entre riesgo y rentabilidad

La inversión trata tanto de buscar seguridad como de encontrar ese equilibrio entre riesgo y rentabilidad adecuado para ti y para tu perfil como inversor. Este equilibrio se encuentra en el punto intermedio entre tus objetivos y poder dormir tranquilo todas las noches.

Un experto en inversiones puede ayudarte a encontrarlo y, sobre todo, a adecuarlo a tus metas vitales, haciendo que puedas dormir contigo sabiendo que tus ahorros están a buen recaudo.

En qué productos invertir sin riesgo

¿Qué inversiones son más seguras? Ahora que ya sabes cómo afrontar el riesgo en las inversiones, podemos hablar de herramientas concretas que puedes usar para invertir sin riesgo o de forma conservadora.

Cuentas de ahorro y cuentas remuneradas

 Las cuentas de ahorro y las cuentas remuneradas están en la frontera entre el ahorro y la inversión. De hecho, para mí difícilmente se pueden considerar una inversión por dos razones.

El primero es porque son productos para el día a día, especialmente las cuentas remuneradas. No se puede tener tu dinero a largo plazo en una cuenta que vas a usar a diario. Así es muy fácil que termines gastando ese dinero.

El segundo es su rentabilidad. Ahora están dando un 2-3%, pero esas tasas de interés no son sostenibles en el tiempo. Cuando la remuneración baje tendrás que buscar otras alternativas. Personalmente, prefiero inversiones seguras con algo más de estabilidad en su rendimiento.

Depósitos

Los depósitos son muy seguros, pero tampoco sirve para ahorrar a largo plazo. ¿El problema? Su rentabilidad suele ser muy limitada y, además, tampoco es sostenible en el tiempo. A esto se suma su fiscalidad, con la que tendrás que pagar impuestos cada año.

Al final, un depósito puede ser una buena alternativa para un dinero que sabes que vas a necesitar en un año y que no quiere dejar parado en el banco.

Letras del Tesoro y bonos de deuda

Las letras del Tesoro son emisiones de deuda pública. En otras palabras, un dinero que le prestas al Gobierno español o el gobierno que tú quieras, ya que todos los países del mundo emiten deuda. También las empresas lo hacen. Se llama deuda corporativa.

La renta fija se considera una inversión segura porque sabes de antemano qué rentabilidad vas a obtener y el tiempo de la inversión. Por ejemplo, con unas Letras del Tesoro a 9 meses y un 2%, conoces todas las variables de la ecuación.

Y lo mismo ocurre con los bonos, que son emisiones a más años vista y que pagan un cupón. Piensa en ellos como en un depósito a muy largo plazo que te paga intereses cada año. Por ejemplo, si inviertes 10.000 al 2% durante 10 años, recibirás 200 euros al año durante 10 años y al final del periodo, recuperarás la inversión inicial. Así de fácil.

Desde ese punto de visto, el riesgo de la deuda pública se concentra en un posible impago por parte del Estado o su quiebra y en el coste de oportunidad.

Fondos de inversión (monetarios y de renta fija)

Los fondos de inversión también pueden ser una inversión segura y con poco riesgo si se trata de fondos monetarios y fondos de renta fija.

Los fondos son herramientas que aglutinan el dinero de muchos pequeños ahorradores para invertirlo en una cesa de activos. Los fondos monetarios invierte en el mercado monetario y emisiones de renta fija a muy corto plazo, lo que hace que sean más estables y seguras.

PIAS

Los PIAS o Plan de Ahorro Sistemático son seguros de ahorro que permiten ahorrar e invertir de forma automática todos los meses.

Se trata de una opción muy flexible que puede adaptarse a todos los perfiles de inversión, desde quienes buscan un ahorro muy conservador hasta quienes quieren crear su colchón de emergencia y, por supuesto, quienes buscan invertir a largo plazo con un perfil moderado.

¿No sabes por dónde empezar? En Inversimply somos expertos en ahorro e inversión y ayudamos a las personas a diseñar un plan de ahorro adaptado su perfil, tanto si buscas invertir sin riesgo como si no te importa asumir un poco a cambio de más rentabilidad.  ¿Empezamos?


Soy Javier Hidalgo Criado un apasionado de las finanzas, la planificación familiar y el mercado financiero. Titulado por EFPA como asesor financiero europeo, experto en seguros de nivel 2 por ICEA y certificación en LCCI. He trabajado en banca privada, de inversión y en empresas intermediarias como bróker, obteniendo una visión moderna y muy comprometida con la economía personal, familiar y profesional, priorizando el asesoramiento personalizado y enfocado a las personas.

Agendar reunión