El ratio de endeudamiento: ¿Qué hipoteca puedes pedir?

ratio de endeudamiento que es

Solicitar una hipoteca no es tarea sencilla, sobre todo porque es algo que solo harás una vez en la vida. Es decir, que siempre vas a ser un novato en la tarea.

La forma de superar ese handicap es tener claro cuáles son las reglas del juego. En este sentido, uno de los indicadores que todas tienen en cuenta cuando se solicita un préstamo hipotecario es el ratio de endeudamiento del cliente. Con ese dato podrán determinar la viabilidad de la operación en cuestión. Es decir, si te prestan o no el dinero de la hipoteca.

Qué es el ratio de endeudamiento

Este concepto hace alusión al cálculo del porcentaje de ingresos que se puede destinar para pagar las cuotas de un determinado préstamo o hipoteca.

En otras palabras, relaciona tus ingresos con ti capacidad de endeudamiento. Así, se presenta como la capacidad máxima de endeudamiento de una persona, siempre y cuando no pusiese en riesgo su posición económica y de ahorro.

Gracias al índice de ratio de endeudamiento, puedes conocer la capacidad real para asumir posibles deudas económicas, valorando tanto los recursos propios como ajenos. En otras palabras, definir hasta dónde me puedo endeudar.

La clave es no gastar por encima de las posibilidades individuales. El ratio de endeudamiento vendrá determinado por el volumen de ingresos y por los gastos fijos, como por ejemplo, otros préstamos concedidos con anterioridad.

Poniendo un ejemplo práctico. Si se adquiere una vivienda y esta se financia con una hipoteca, el ratio de endeudamiento será el valor de la casa que está hipotecado. Así pues, si un banco concede una hipoteca del 80% del valor de la vivienda, el endeudamiento será del 80%.

La Regla del 35%

No se entendería el ratio del endeudamiento, y más especialmente aplicado a la concesión de una hipoteca, sin la denominada ‘Regla del 35%’. El Banco de España define cuánto es recomendable ahorrar y cuánto debería gastarse mensualmente.

La capacidad de endeudamiento o ratio de endeudamiento sería el resultado que queda al restar a los ingresos totales los gastos fijos. No obstante, esta cifra nunca deberá ser superior al 35% del capital neto que quedase en términos mensuales.

Si se sigue la ‘Regla del 35%’, se podrá evitar la adquisición de más deuda de la que se puede asumir (hipoteca, alquileres, tarjetas de crédito o préstamos asociados). Si se controla hasta dónde me puedo endeudar, se dispondrá de mayor salud financiera y capacidad de ahorro, por lo que la tasa de esfuerzo será menor.

¿Cómo calcular el ratio de endeudamiento?

Aplicado a la solicitud de una hipoteca o préstamo bancario, debes saber que cualquier usuario puede adelantarse en las gestiones y conocer su capacidad de endeudamiento. La fórmula es bien sencilla: Capacidad de endeudamiento (CE) = Ingresos totales (IT) – gastos fijos (GF) x 0,35.

Un ejemplo práctico. Si se cuenta con un salario mensual de 1.500 euros y mensualmente se baraja hacer frente a la mitad de una cuota hipotecaria con 300 euros junto a tu pareja (600 euros de hipoteca), lo primero será calcular cuánto habría que pagar como máximo: 1.500-600 x 0,35% = 315 euros.

Gracias al conocimiento del ratio de endeudamiento se podrá calcular la viabilidad de un préstamo hipotecario, así como la tasa de esfuerzo a realizar. Pese a las recomendaciones del Banco de España, el ratio de endeudamiento puede oscilar entre el 30% y el 40%.

Y es que el cálculo del ratio de endeudamiento tiene en cuenta el valor neto de los fondos propios y el pasivo fijo (deudas y obligaciones que tiene una empresa a largo plazo) y/o el circulante (deudas y obligaciones que tienen una duración menor a un año).

En cualquier caso, para realizar su cálculo se pueden utilizar diferentes fórmulas, ya que se puede poner en relación el patrimonio neto con el pasivo total de la empresa/individuo, o con el pasivo a corto o a largo plazo.

  • Ratio de endeudamiento = (Pasivo / Patrimonio Neto)
  • Ratio de endeudamiento a largo plazo = (Pasivo no corriente / Patrimonio Neto)
  • Ratio de endeudamiento a corto plazo= (Pasivo corriente / Patrimonio Neto)

Si necesitas ayuda para hacer el cálculo y saber qué hipoteca puedes conseguir (además de conseguirla en mejores condiciones), te puedo ayudar.

¿Cómo interpretar el ratio de endeudamiento?

Es importante saber que si el ratio de endeudamiento es mayor que uno, significará que las deudas superarán a los recursos propios. No obstante, el resultado del ratio de endeudamiento no se puede analizar simplemente, sino que será importante tener en cuenta tanto la coyuntura económica como el sector en el que operase la empresa.

Y es que existen sectores como la construcción en los que las empresas pueden afrontar elevados niveles de endeudamiento, siendo plenamente viables. Las entidades financieras y los proveedores suelen ser más reacios a conceder financiación y exigirán mayores aportaciones de los accionistas si la coyuntura económica no fuese la adecuada.

El ratio de endeudamiento ideal

Si bien es cierto, cada empresa posee un ratio de endeudamiento concreto en función de su capacidad para generar flujos de caja a presente y futuro. En general, el valor ideal se sitúa entre el 0.4 y el 0.6, por lo que si la ratio es superior la empresa estaría afrontando deudas excesivas por encima de sus posibilidades y perdiendo autonomía financiera.

¿Hablamos?


Soy Sergio Picamill, Certificado EFPA. 9 años de experiencia en el sector financiero. Experto en hipotecas con certificado LCCI.

“El acompañamiento es vital para un buen servicio. Desde generar cash-flow mensual hasta encontrar los mejores productos de ahorro, inversión y la mejor hipoteca.”

Agendar reunión