Lo que tú buscas se llama tranquilidad financiera

Dicen que el dinero no compra la felicidad, pero ser feliz cuando no tienes dinero me parece una tarea imposible. Sin embargo, de ahí a tener que ser millonario para alcanzar ese objetivo media un mundo.

El objetivo de alcanzar la libertad financiera o la independencia financiera está muy bien. Te pondrá en el buen camino, pero cuando se trata de tu salud financiera no todo son blancos y negros.

En realidad, la búsqueda de la libertad financiera es una carrera a largo plazo donde irás superando fases y etapas. De hecho, las más importantes están al principio. Esos primeros pasos son los que realmente te cambiarán la vida y a conseguir lo más importante: la tranquilidad financiera.

Y es que, una de las frases que más me repiten cuando pregunto a los clientes qué objetivos tienen para su dinero es que quieren que deje el dinero de ser una preocupación. Lo que buscan es tomar el control de sus finanzas y no vivir pendientes del dinero y sus finanzas.

Esa es una meta que todo el mundo puede alcanzar con un plan adecuado. El tiempo que tardes en lograrlo dependerá de tu punto de partida, algo que puedes averiguar con nuestro test de salud financiera.

Cómo conseguir la tranquilidad financiera

Alcanzar esa ansiada tranquilidad financiera es más sencillo de lo que piensas. Lo más complicado es empezar, ponerse en marcha. En realidad, bastan unos pequeños pasos para poder disfrutar de esa paz económica.

  • Pon en marcha tu sistema de ahorro automático o preahorro. Para hacerlo solo tienes que convertir tu ahorro en un recibo más, exactamente igual que el recibo de la luz o el alquiler. Esto se hace ordenando una transferencia automática de tu cuenta bancaria al producto de ahorro que selecciones.
  • Haz un presupuesto (si lo necesitas). Los presupuestos son una gran herramienta para saber dónde va tu dinero y poder tomar medidas al respecto. Son una de las cosas que más sensación de control te darán, sobre todo si no tienes uno. Sin embargo, lo realmente importante es ahorrar todos los meses e invertir cuando llegue el momento.
  • Crea un colchón de emergencia. Esto es una consecuencia del primer punto. Ahorra para crear un colchón financiero de entre tres y seis meses de tus gastos fijos como punto de partida. Este fondo para imprevistos es lo que de verdad te va traer la tranquilidad financiera. Ahorrar todos los meses te subirá la moral y te animará. Este es uno de los beneficios de ahorrar. Sin embargo, lo que hará que duermas tranquilo es que tienes un dinero para afrontar cualquier imprevisto sin tener que endeudarte.
  • Planifica para el futuro. Ahorrar, saber dónde gastas tu dinero y tener un fondo para emergencia. Solo con eso ya debería haber desaparecido buena parte del estrés financiero. Para conseguir la tranquilidad financiera solo falta una cosa más: pensar en tu futuro y trazar un plan para asegurar que consigues tus objetivos financieros. La forma de hacerlo será siempre una combinación de ahorro, inversión y protección.

En Inversimply te podemos ayudar con este plan para conseguir que el dinero deje de ser una preocupación para ti.

Por último, habrá quienes para obtener la paz financiera total necesiten también terminar con todas sus deudas, hipoteca incluida. De hecho, muchos me preguntan si es mejor amortizar la hipoteca o invertir

Los 7 pasos hasta la libertad financiera

Por experiencia, vivir financieramente tranquilo, sin estar constantemente preocupado por el dinero, es uno de los pilares para vivir feliz. Muchas de las discusiones y problemas de nuestro día a día están relacionados con el dinero.

Por eso, tener tus finanzas bajo control y eliminar ese estrés tiene mucha más incidencia en tu nivel de felicidad. Para que lo entiendas mejor, tiene más impacto tener tu colchón de emergencia que ver cómo tus ahorros pasan de 50.000 a 100.000 euros.

De hecho, de todo el camino hacia la libertad financiera, las etapas más liberadoras serán las primeras y el momento en el que ya seas financieramente independiente.

En ese camino recorrerás diferentes etapas de la libertad financiera que Grant Sabatier divide en siete pasos dentro de su libro “Financial Freedom”. Estas son las 7 etapas o niveles de independencia financiera:

  • Etapa 1. Claridad. Es el punto de partida donde empiezas a buscar la libertad financiera. Te preguntas dónde estás en términos financieros y a dónde quieres llegar. Hay quienes prefieren llamar a este punto el punto de dependencia porque tu estabilidad financiera depende de terceras personas.
  • Etapa 2. Solvencia financiera. El autor lo identifica como ser autosuficiente y no depender de otras personas para subsistir.
  • Etapa 3. Conseguir respirar (ahorrar). En realidad este se alcanza cuando consigues ahorrar algún dinero mes a mes, que es lo que el autor identifica con tener aire para respirar o dejar de estar ahogado por los gastos.
  • Etapa 4. Estabilidad financiera. Sería el equivalente a la tranquilidad financiera, cuando ahorras cada mes y tienes un colchón de emergencia de por lo menos seis meses de gastos fijos. Sabatier también habla de haber pagado todas las deudas.
  • Etapa 5. Flexibilidad. Este punto se alcanza cuando sumas por lo menos dos años de libertad financiera. Es decir, que podrías dejar de trabajar durante y podrías mantener tu mismo nivel de vida durante dos años o más. Se denomina etapa de flexibilidad porque con ese patrimonio tienes opciones de organizar tu vida como quieras y, por ejemplo, cambiar de trabajo si no te gusta.
  • Etapa 6. Independencia financiera. Esta es la fase en la que ya puedes vivir de las rentas y no necesitas trabajar más para mantener la vida que quieres. Es lo que muchos identifican con la libertad financiera. El momento de alcanzarla dependerá mucho de tu nivel de vida, porque no necesitarás el mismo capital si tus gastos son de 40.000 euros al año que si necesitas 100.000 euros para vivir.
  • Etapa 7. Abundancia. La diferencia con la anterior etapa es que aquí ya te puedes despreocupar absolutamente del dinero e incluso te dará igual si el mercado sube o baja (en la fase 6 todavía necesitarás estar atento a tus inversiones).

Estos 7 niveles de la libertad financiera son simplemente puntos de control que pueden ayudar a mantener el empuje ahorrador en el camino. Lo importante es empezar y ponerte en marcha. Eso es lo que marcará la diferencia.

 Si no tienes claro en qué punto del camino estás, puedes probar nuestra calculadora de salud financiera para averiguarlo o, todavía mejor, puedes contactar para que evaluemos tu situación y elaboremos un plan a tu medida. ¿Empezamos?


Soy Javier Hidalgo Criado un apasionado de las finanzas, la planificación familiar y el mercado financiero. Titulado por EFPA como asesor financiero europeo, experto en seguros de nivel 2 por ICEA y certificación en LCCI. He trabajado en banca privada, de inversión y en empresas intermediarias como broker, obteniendo una visión moderna y muy comprometida con la economía personal, familiar y profesional, priorizando el asesoramiento personalizado y enfocado a las personas.

Agendar reunión